José Rafael Navarro, Tobarramaníaco del mes de mayo de 2015

/José Rafael Navarro, Tobarramaníaco del mes de mayo de 2015
  • José Rafael Navarro y el Nazareno de Tobarra

José Rafael Navarro, Tobarramaníaco del mes de mayo de 2015

Os traemos aquí las respuestas a nuestro “cuestionario-cuestionable” de Tobarramanía. Una semblanza de José Rafael Navarro, ese “pequeño imaginero” que se ha empeñado en llevar el nombre de Tobarra por bandera. Nos ha pasado un poco como con el de Radio Tobarra, todas las respuestas nos han encantado pero el final es apoteósico, ¡para enmarcar!.

José Rafael Navarro Algarra, ¿y tú de quién eres?

El hijo de Rafa y Loli, nieto de Jesús “El Lolo” y la Concha de la Calle Don Alonso, y de Pascual “Berruga” y la Pili del Camino de Hellín. Y además, bisnieto de Ginés “Cadillo”, que en mi infancia fue como un tercer abuelo para mí.

¿Cuándo viene al mundo José Rafael y dónde?

Nací hace casi 30 años ya, en Albacete, en plenas Fiestas de San Roque.

José Rafael marcha a Elda ¿qué recuerdos tienes de Tobarra antes de tu marcha? ¿Recuerdas qué significó para tí en aquél momento?

Los colegios de Los Escolares y La Plaza (empecé 3º de EGB en Elda), el Camino de Hellín todavía sin asfaltar, y las vueltas que le dimos mi hermano y yo al Cerro de la Encarnación, que era nuestro patio de juegos…

Los primeros dias de colegio fueron duros. Como también fue perderse varios acontecimientos del pueblo, como la inauguración del Monumento al Tambor, presentaciones del cartel, Domingos de Ramos o Miércoles Santos (un año me hicieron tocar el tambor en mi colegio en plan Tamborada Escolar en solitario… ahora me da vergüenza recordarlo, porque nunca he sido un virtuoso del tambor, jaja).

¿Cuál fue la primera obra de arte de José Rafael?

Pues tengo por ahí dibujos de cuando era pequeño y pintaba con ceras (algún dia igual publico alguno). Pero de lo que más me acuerdo es de dibujar desde el pasillo del piso de arriba del colegio de La Plaza las vistas del patio con el Reloj de la Villa. Más tarde empecé con miniaturas bastante simples de pasos de Semana Santa que luego acabaron siendo más detalladas.

¿Cuándo comienzas a publicar en las redes? Tienes Blog, Facebook, Twitter, Instagram, flickr, página web… ¿me falta algo? ¿te falta algo más chiquillo?

Todo comenzó con un proyecto de clase de informática en el instituto. Había que crear una web sobre lo que uno quisiera y yo hice una sobre mis dibujos (con buena nota). Por entonces el Paso Gordo publicó la suya, y pensé que lo siguiente podría ser el realizar de mi cuenta y orden una sobre mi Cofradía, Nuestro Padre Jesús, que con el tiempo acabó transformándose en la oficial. Como ya era más “profesional” y mis conocimientos informáticos son los justos, quedó su mantenimiento en otras manos y yo me dediqué a otro proyecto, una página sobre Tobarra, que acabó siendo un blog, con sus cuentas de Youtube, página de Facebook (que cerré porque la gente se quedaba en ella y no veía el blog) y Twitter.

Aparte tengo mis cuentas personales (no me gusta demasiado mezclar unos asuntos con otros). Con los años he ido dejando de lado algunas cosas (Fotolog, Tuenti,…) y aun así me quedan demasiadas que administrar. Supongo que todo ha ido por modas… era reacio a tener Twitter e Instagram y acabé ahí.

Un loco por Tobarra que te venga a la mente y porqué.

Mi amigo Casimiro Bleda Onrubia. Otro tobarreño fuera del pueblo que demuestra su amor por su tierra con versos y pinceles. Fue un honor para mí contar con su colaboración en el blog cuando aun no nos conocíamos en persona, y acabar siendo un zoriliano más, “fraguando versos” cada año (que ha sido una manera genial de empezar el dia de mi cumpleaños).

¿De qué obra u obras te sientes más orgulloso?

Dejando de lado algunos retratos de amigos y amigas que me dejaron satisfecho, me inclinaría por el cartel de Semana Santa de 2014 con el Cristo de la Agonía, del que me siento bastante orgulloso. Tal vez de haber podido tomármelo con más calma, hubiera quedado incluso mejor.

¿Cómo ha evolucionado tu trabajo en el tiempo?

Pues especialmente ha evolucionado mucho desde alrededor de 2001 en adelante, que es cuando empiezo a dibujar personajes de cómic. En el instituto una amiga me pide un retrato suyo, cosa que yo no había hecho antes, y desde entonces empiezo a perfeccionar más mi técnica, que comenzó con tinta y lápices de colores y ha acabado con un mayor predominio del uso de lápices tan solo. En cuanto a la fotografía, comencé simplemente por tener referencias para dibujar, y mira cómo he acabado, enganchado totalmente.

¿Cómo has ido formándote a lo largo del tiempo?

Fundamentalmente, de forma autodidacta, tanto en dibujo como en fotografía. Fui un año a clases de pintura, pero éramos demasiados y la atención era poco personalizada, así que lo dejé. Todo lo demás ha sido práctica, práctica y práctica. Para la fotografía, he ido aprendiendo unas cuantas cosas de mis colegas, aparte de tutoriales de internet.
En cuanto a la parte más teórica, aparte de leer mucho, la he completado con los estudios de historia del arte en bachillerato, y todas las asignaturas artísticas de la carrera de Historia en Alicante.

A lo largo de tu vida has recibido varios premios, ¿de cuáles te sientes más orgulloso? ¿hay algo que te hubiera gustado que premiaran pero no pudo ser?

Estoy entre dos, por “Ruido de Dios”, un cuadro cuyo tema central era Nuestro Padre Jesús, acompañado de “Los Osos”, y cuya copia cuelga en la sede de la Cofradía, y “El Moniquí”, dibujo que gustó mucho (ha salido hasta en azulejos y calendarios) pero que colateralmente me supuso muchos quebraderos de cabeza, sin yo comerlo ni beberlo.

He obtenido muchos premios y tampoco quisiera abusar, que ya me lo dicen…jaja. Seguramente, me fastidió no ganar un concurso sobre mitología clásica en el instituto, más que nada porque la obra ganadora parecía tener poco que ver con el tema, aunque sin duda era espectacular. Al año siguiente aprendí la lección y gané.

¿De dónde te viene la Tobarramanía? ¿de cuándo?

Desde la infancia. Las revistas de Semana Santa de los 80 en mi casa están desencuadernadas de tanto repasarlas. Luego, con lo de vivir fuera, se echa de menos mucho la tierra de uno, aunque esté solo a 100 km. El hacer un blog sobre Tobarra me ha dado la gran satisfacción de llevar fotos y noticias a otras personas “en el exilio” que no tienen tanto suerte como yo.

¿Cuál/a ha sido la foto y/o pintura que más te han gustado hacer? ¿cuál es la que más te gustaría?

Muchos de los cuadros que he dibujado para mis amigos. La expresión de sus caras al recibirlos es lo mejor, especialmente si no se lo esperan. Con las fotografías es más difícil decidirse, pero si en ellas intervienen amigos y viajes, mejor. Por poner un ejemplo, fotografiar en Roma fue una de las mejores experiencias de mi vida.

Una de mis ilusiones por cumplir es hacer otro cartel de Semana Santa, pero esta vez sobre el Nazareno (me gusta tirar para lo mío, jajaja).

Tu próxima obra (si se puede decir, claro)

Últimamente estoy muy liado retocando fotos de sesiones, y dibujo menos de lo que me gustaría (y debería, porque tengo encargos). Quiero acabar de hacer las fotos para un book que me tiene muy ilusionado, y si regresa la inspiración, hacer unos cuantos retratos pendientes. He aprendido que no conviene para la calidad final trabajar cuando uno está poco inspirado o desganado.

¿De todo lo que te queda por hacer en el arte qué te gustaría especialmente poder realizar?

Me gustaría hacer menos retratos “clásicos”, y centrarme más en pin-ups femeninos o ilustración fantástica, pero requieren de más tiempo y esfuerzo.

Tu recuerdo favorito sobre Tobarra y tu momento preferido del año.

Cuesta mucho decidirse por un recuerdo en concreto… pero diré que el de las noches de verano tumbados sobre cojines viendo las estrellas en la puerta de mis abuelos en el Camino de Hellín, con mi bisabuelo aun presente.
Mi momento preferido del año: la mañana de Viernes Santo, sin duda. Aunque de un tiempo para esta parte también diría que la pre-Semana Santa, por esa sensación de que “ya se huele” en el ambiente.

¿Cuál crees que es o ha sido tu mayor éxito?

Voy a repetirme, pero creo que el cartel de 2014. Era una de mis aspiraciones desde que comencé en esto, y aunque había tenido ya dos carteles antes, solo con este tuve la satisfacción de haberlo realizado con mis propias manos, yo solo.

Tu que vives a caballo entre Elda y Tobarra ¿crees que eso es bueno y que a veces nos falta perspectiva para juzgar a nuestro pueblo? ¿piensas que a veces somos demasiado duros juzgándolo?

Es muy bueno verlo desde fuera, como tú dices, con perspectiva. El no salir de nuestras fronteras y no ver el mundo que se extiende más allá de ellas nos puede llevar a pensar que somos los mejores, cuando la realidad suele distar mucho de eso. Si bien podemos ser duros en nuestras críticas, no hay problema si están hechas de forma constructiva y desde el amor que le tenemos. Si no, caemos en lo que me parece un grave problema de mucha gente del pueblo: el no mirarse más que su propio ombligo. Y cuando sales fuera, te puedes llevar más de una “bofetada” del mundo exterior.

Si tuvieras que elegir… ¿Fotografía o pintura?

Siempre me he considerado un dibujante metido a fotógrafo, y a veces una cosa se complementa con la otra, o lo que no puedo hacer de una manera lo hago con la otra. La pintura me da más libertad creativa, pero la fotografía es más inmediata y requiere generalmente un esfuerzo menor (salvo del monetario, bufff). Difícil elección, imposible decidirme.

Si pudieras vivir de algo… ¿de qué sería?

Dibujando, pero lo veo muy complicado, ahora con la crisis, y siempre. He visto a mucha gente con más talento que yo malviviendo de ello. A dia de hoy, no pasa de ser un hobby que de vez en cuando me reporta algún ingreso por premios y encargos. También me gustaría trabajar en algo relacionado con la gestión del patrimonio (que fuera en Tobarra, ya es un sueño que veo poco probable).

Loquillo para ser feliz quería un Camión. ¿Qué quiere José Rafael?

Seguir mejorando. Soy poco dado al conformismo, y muy autocrítico. Quiero llegar a hacer una obra a la que no acabe sacando pegas al poco de terminarla.

¿Qué echas en falta en Tobarra?

Diría que dos cosas: una mayor implicación de su gente, más allá de la Semana Santa, que es importante, pero no lo es todo, y una mayor preocupación por el patrimonio histórico-artístico, que salvo en contadas excepciones me ha parecido muy, muy lamentable. La Encarnación recuperó su esplendor, pero sus alrededores pecan de abandono. Los Ojos del Diablo se restauraron, pero todavía queda más por descubrir de nuestro castillo. El Castellar de Sierra acabará por caerse si no se hace nada al respecto. Las obras de la Iglesia de la Asunción por fin se están realizando, pero llegan con muchos años de retraso. La restauración de las pinturas de la Purísima no llegan, y me duele en el alma su estado. Además si fuera por mi, el Museo del Tambor se trasladaría a un espacio más apropiado (si es que a dia de hoy puede considerarse un museo y no un almacén). El Convento se libró de su desaparición, pero a costa de ser reconstruido y no restaurado. Lo que se hizo con la fachada del Ayuntamiento y la Plaza de España me parece un crimen contra la humanidad, pues no respeta el estilo de un casco antiguo. Hay cableados que ofenden a la vista. ¿Sigo? Lo de Tobarra con su patrimonio me parte el corazón.

2017-02-24T08:05:44+00:00febrero 23rd, 2017|Tobarramaníacos|0 Comments

Leave A Comment